En el duelo de alemanes Hamburg Süd lo da vuelta y bate a Hapag-Lloyd

noviembre 30, 2018

La gran final de la Copa Saam Terminales Portuarios 2018 tuvo un clásico alemán que terminó con Hamburg Süd imponiéndose a Hapag-Lloyd en un partido aguerrido, de ida y vuelta, y en que el ninguno de los hombres en el terreno de juego quizo guardarse nada con tal de llevarse el trofeo a sus vitrinas. 

Así desde las 20.00 horas, con una demostración de juego, donde ambos equipos  presionaron para llegar al arco rival, HapagLloyd abrió la cuenta gracias a un golazo de Fabiano Bueno, minutos más tarde, Samuel Tavilo aumentó la ventaja en el marcador.

La presión roja; sin embargo, hizo tambalear a los naranjos que metieron pierna firme, lo que se tradujo en expulsiones que, finalmente, resquebrajaron el esquema dando el primer descuento mediante tiro libre a Hamburg Süd.

De ahí en más, todo fue a favor del club de camiseta roja y con un juego no exento de polémicas y críticas por el arbitraje, lograron alcanzar la copa de oro por primera vez en su historia. Dos goles más vinieron por parte de Hamburg Süd que, con el empate, primero dio un golpe bajo la línea de flotación de Hapag-Lloyd que terminó cayendo 3 a 2.

Martín Bonilla, jugador del monarca de la copa SAAM, calificó de histórico este momento, por ser la primera copa de oro que alcanzan en la carrera.  “Sabíamos que era un partido complicado, empezamos un poco apagados, el rival empezó ganando”, afirmó.

Así también, explicó que la fórmula del triunfo paso por una concentración que duró toda la semana y la comunicación que tuvieron entre los jugadores.

 Los descargos

Una de las situaciones que marcaron el encuentro fue la expulsión de los jugadores de HapagLloyd, lo que de manera inmediata, provocó la remontada de los alemanes. José Miguel Lagos, de la escuadra naranja, comentó que “no nos favoreció el arbitraje, estamos súper desilusionados, pensamos que podíamos remontar”.

Pese a ello, Lagos se refirió al trabajo en equipo, asegurando que “dimos todo y estoy orgulloso de los jugadores porque la pelearon, a pesar que éramos cuatro en cancha».

«Lo intentamos, corrimos, hicimos los cambios pero lamentablemente, era una final, Hamburg Süd también tiene su mérito”, cerró antes de partir a los vestuarios.